Aplicar el vocabulario y los elementos lingüísticos del idioma inglés básicos para intercambiar información, con un lenguaje sencillo, sobre temas cotidianos, a través del análisis y comprensión de estructuras gramaticales y la realización de prácticas verbales y escritas.